¿Cómo solicitar a tu empresa seguir teletrabajando?

Consejero Legal teletrabajo conciliación laboral derechos laborales jornada laboral salud

Cada día son más las personas a las que les gustaría tener la posibilidad de desarrollar su jornada laboral semanal, o al menos una parte de ella, mediante la modalidad del teletrabajo.

Desde hace ya unos años, esta práctica ha ido incrementando notablemente su presencia en nuestro día a día, como instrumento para favorecer la conciliación personal y familiar de aquellos trabajadores que podían acogerse a ella.

Sin embargo, es indudable que el verdadero ‘empujón’ para la implantación de teletrabajo en nuestro país, al menos de una forma provisional, ha venido motivado por la necesidad de cumplir las normas de distanciamiento social en el ámbito laboral derivadas de la pandemia de Covid-19.

En este sentido, en el caso de que te estés planteando solicitar a tu empresa la posibilidad de optar por el teletrabajo, con independencia de las razones que motiven este deseo, desde Consejero Legal hoy vamos a aclararte los pasos a seguir para tramitar formalmente, y con unas mayores expectativas de éxito, esta petición.

Conoce y ejerce tus derechos laborales con Consejero Legal

¿Llevas un tiempo dándole vueltas a la posibilidad de solicitar a tu empresa la opción de teletrabajar desde casa? ¿El hecho de desplazarte a tu puesto de trabajo supone complicaciones en tu conciliación o un incremento palpable de los riesgos para tu salud? ¿Consideras que tu productividad podría incrementarse evitando el tiempo que pierdes cada día en tus desplazamientos?

Si la respuesta a una o varias de las cuestiones anteriores es afirmativa, desde Consejero Legal te recomendamos que prestes atención a las siguientes recomendaciones, con el fin de conocer qué debes hacer para desarrollar tu jornada laboral mediante teletrabajo:

  • En primer lugar, es preciso aclarar que nuestra legislación laboral no establece unos trámites legales marcados para la formalización de esta solicitud, salvo que estos vengan recogidos expresamente en el convenio colectivo aplicable a tu empresa.
  • No obstante, sí que será conveniente que comiences ordenando tus ideas en este sentido, y que solicites una reunión con la persona responsable de la gestión de los recursos humanos en tu empresa.
  • Lo ideal es que esta petición inicial quede registrada por escrito, por lo que, salvo en aquellos casos en los que esto pueda considerarse como una medida de presión, como puede ocurrir en el caso de empresas con un tamaño muy reducido en el que el trato suele ser más personal e informal, se puede expresar este deseo a través de correo electrónico, junto a la petición de reunión.
  • Ten en cuenta que, tanto en este correo inicial como en tu conversación personal con la persona responsable de tomar la decisión, no solo deberás concentrar tus esfuerzos en mostrar qué motivos te han llevado a solicitar esta modalidad de trabajo y en qué medida puede serte beneficioso.
  • Más allá de la existencia de elementos relacionados con un riesgo evidente para tu salud, el factor diferencial que puede decantar la balanza a tu favor residirá en que sepas expresar cómo va a beneficiar esta medida a tu empresa, principalmente en términos de productividad y mejora de la implicación con tu puesto de trabajo.
  • Del mismo modo, también puede ayudarte el hecho de que tomes la iniciativa a la hora de realizar propuestas dirigidas a garantizar que la organización de horarios, tareas y funciones no se verá afectada por este hecho.
  • En la medida en que transmitas a tu empresa que todo seguirá igual, o que incluso puede ser más beneficioso, tus posibilidades de alcanzar tu objetivo se incrementarán exponencialmente.
  • Para finalizar, recuerda que, en el caso de que tu empresa esté conforme con tu solicitud, será preciso que esta medida quede recogida en un documento escrito y firmado por ambas partes, en un plazo máximo de tres meses desde su aceptación, donde se recojan con el mayor detalle posible todos los aspectos relacionados con esta modalidad, y especialmente su duración y cláusulas de reversibilidad.

Dejar un comentario