¿Cómo actuar ante cambios sustanciales en tu contrato laboral?

En las últimas semanas, desde Consejero Legal hemos decidido aprovechar este espacio para resolver las principales dudas que pueden surgirte en el desarrollo de tu relación laboral con la empresa en la que desarrollas tu actividad profesional por cuenta ajena.

Por eso, tras tratar en profundidad los aspectos básicos para garantizar la legalidad de tu contrato de trabajo y exponerte los pasos a seguir para formalizar una reclamación por retraso en el pago de tu salario, hoy queremos informarte sobre cómo actuar si tu empresa te propone modificaciones en tu relación laboral que afectan a aquellos elementos sustanciales de tu contrato.

Aclara tus dudas en materia laboral con Consejero Legal

En todo contrato de trabajo están presentes una serie de elementos que la legislación laboral considera como aspectos sustanciales de la relación entre la empresa y el trabajador, ya que son los que dan forma a su acuerdo, como son la determinación de la jornada de trabajo, en cuanto a su horario, distribución y régimen de turnos, el sistema de remuneración y el salario a percibir, los sistemas elegidos para la medición del rendimiento y la productividad, o la fijación del centro de trabajo, estableciendo así un punto de referencia para limitar la posibilidad de realizar posibles desplazamientos o traslados.

En este sentido, hay que partir de la base de que la empresa deberá avisar por escrito al trabajador de su intención con un plazo mínimo de 30 días previos a su aplicación, argumentando las razones que justifican dicha modificación, para que este pueda revisar la documentación, recibir el asesoramiento que considere necesario y presentar una reclamación si considera que se están vulnerando los acuerdos fijados en su contrato de trabajo.

Ante esta situación, el trabajador o trabajadores afectados por una modificación de los elementos sustanciales de su relación laboral estarán facultados para tomar la decisión que consideren más adecuada a sus intereses, conforme a las alternativas que te mostramos a continuación:

  • Asumir los cambios propuestos y adaptar su relación laboral a las modificaciones realizadas por la empresa.
  • Rechazar la propuesta de modificación de su contrato e impugnar su aplicación por la vía judicial en un plazo de 20 días desde su notificación.
  • Proceder a la rescisión unilateral de su contrato, teniendo derecho a que esta sea considerada como un despido objetivo, lo que implicará recibir una indemnización de 20 días por año trabajado con un límite de 9 meses.

En el caso de que optes por alguna de estas dos últimas opciones, desde Consejero Legal consideramos necesario recordarte que, hasta que se cuente con una sentencia firme del juez o se llegue a un acuerdo con la empresa para la rescisión de tu contrato, estarás en la obligación de seguir ejerciendo tu actividad laboral conforme a las nuevas condiciones, aunque no estés conforme con ellas.

Dejar un comentario