¿Cómo actuar en caso de retraso en el pago de tu salario?

Consejero Legal reclamación deuda derechos laborales pago salario impago

La situación actual de crisis e inestabilidad laboral generada a causa de los efectos de la pandemia de Covid-19 sobre nuestra economía ha supuesto un incremento notable en el número de impagos y retrasos en el cobro de salarios.

En este sentido, si bien puedes llegar a plantearte el hecho de tomar medidas si se trata de una incidencia puntual, sí que será muy recomendable hacerlo si se convierte en un comportamiento habitual.

Por eso, en caso de que esto ocurra, y consideres que la situación puede prolongarse en el tiempo, e incluso agravarse, desde Consejero Legal te animamos a que sigas los pasos que te mostramos a continuación.

Conoce y ejerce tus derechos laborales con Consejero Legal

Si tomamos como referencia lo establecido en nuestra legislación laboral, el retraso o impago de salarios se considera como una de las vulneraciones de derechos más graves a las que puede verse sometido un trabajador.

Esta es la razón que justifica la posibilidad de que puedas optar por reclamar la deuda contraída por tu empresa por diferentes vías. Por un lado, puedes optar por hacerlo a través de los organismos de mediación y arbitraje. Pero, si lo prefieres, podrás solicitar, de forma simultánea o no, una finalización unilateral de tu contrato, con las mismas condiciones que si se tratase de un despido improcedente.

No obstante, si decides comenzar por la primera de estas alternativas, será preciso que presentes tu papeleta de conciliación en el organismo de arbitraje competente en tu territorio. En este sentido, dispondrás de un plazo de un año desde que se produjo el primer impago, para evitar así que esta deuda prescriba.

De esta forma, en el supuesto de que tu reclamación no sea atendida por la entidad deudora de tu salario, será el momento de tomar medidas para hacerlo por la vía judicial.

En aquellos casos en los que la deuda no sea superior a los 6.000 euros y el empresario o empresa deudora no se encuentre en concurso de acreedores, será posible tramitar esta reclamación mediante un proceso monitorio.

Así, una vez presentada la reclamación, la persona o entidad responsable de la deuda dispondrá de un plazo de 10 días para abonar la cantidad reclamada o presentar un escrito de oposición, exponiendo sus razones para ello.

Solo en este segundo caso, dispondrás de cuatro días para elevar tu reclamación a un juzgado de lo social, competente en materia laboral. Por último, si decides hacerlo directamente por la vía judicial, los plazos serán algo más flexibles, pero también es conveniente aclarar que se tratará, en la práctica totalidad de los casos, de un procedimiento más lento y dilatado en el tiempo.

Dejar un comentario