Resolución de conflictos en tu comunidad de propietarios: uso de espacios comunes

Consejero Legal te aclara cómo reclamar el respeto de las zonas comunes en tu comunidad de propietarios

Uno de los conflictos más habituales en la convivencia de una comunidad de propietarios suele manifestarse en el uso privativo de los espacios comunes por parte de alguno de sus miembros, ya sea de forma velada o expresa, con el fin de aprovechar la pasividad del resto de vecinos en su propio beneficio.

Por eso, desde Consejero Legal, hoy vamos a mostrarte cómo reclamar que esta práctica deje de producirse y, en caso de que la actitud de la persona implicada no remita, cómo actuar para reclamar los derechos de los propietarios afectados conforme a la legislación vigente.

Conoce tus derechos como propietario con Consejero Legal

En el caso de que detectes que algún otro miembro de tu comunidad de propietarios está haciendo un uso privativo de un espacio común, o por sus comportamientos y actitudes pretende hacerlo, desde Consejero Legal te recomendamos que, como en el resto de conflictos sobre los que estamos tratando en este blog, trates de solucionarlo inicialmente de una forma amistosa.

En este sentido, si consideras que tu participación personal puede generar un agravamiento de esta situación, será preferible que este primer contacto sea realizado por la persona que ejerce la presidencia de la comunidad, o por la administración de la finca si se ha decidido externalizar esta responsabilidad.

Esta segunda alternativa será siempre preferible, ya que la autorización temporal o permanente para la utilización privativa de espacios comunes es una responsabilidad exclusiva de la comunidad de propietarios, que debe ser aprobada previamente en asamblea sin que pueda existir la posibilidad de considerar que el silencio del resto de vecinos es un sinónimo de su conformidad.

De hecho, el propietario que realiza esta práctica podrá llevar a asamblea su intención, expresando las razones que le llevan a solicitar esta medida, para someterla a votación y conseguir que sea aprobada por las tres quintas partes de los propietarios con derecho a voto.

En caso contrario, como suele ocurrir habitualmente, esta propuesta será desestimada y no será posible actuar de forma unilateral, ya que habilitaría al resto miembros de la comunidad para tomar acciones legales.

Para finalizar, desde Consejero Legal consideramos necesario aclarar que si la finalidad de uno o varios propietarios es utilizar los espacios comunes del edificio para la fijación de anuncios publicitarios o antenas de telecomunicaciones, y esta es aprobada en asamblea, los ingresos obtenidos deberán ser asignados forzosamente a la generación de un fondo de reserva o, en su defecto, a la reducción de las cuotas anuales que deben satisfacer los propietarios, de forma proporcional a su participación en la propiedad.

Dejar un comentario