Conoce tus derechos laborales para una reducción de jornada: lactancia

Consejero Legal te aclara tus derechos laborales para solicitar una reducción de jornada por lactancia

Nuestra legislación laboral refleja todo un conjunto de derechos y obligaciones relativas a la ordenación legal de todos los aspectos relativos al desarrollo de tu trabajo por cuenta ajena, con el fin de garantizar su conocimiento y aplicación.

No obstante, en numerosas ocasiones, no llegamos a ejercitar estos derechos laborales por el simple hecho de que desconocemos su existencia, teniendo que renunciar a ciertas parcelas de nuestra vida privada en lugar de solicitar el cumplimiento de medidas que han sido aprobadas por los organismos competentes para estos fines.

Por eso, desde Consejero Legal hemos decidido arrojar luz sobre todos aquellos supuestos que están relacionados con la posibilidad de solicitar una reducción de jornada legal en tu puesto de trabajo, comenzando hoy por el derecho a lactancia de tu hijo recién nacido.

Ejerce tus derechos laborales como madre con Consejero Legal

Más allá del permiso de maternidad y paternidad, necesario para tu recuperación tras el parto y para comenzar con la crianza de tu bebé sin la existencia de ningún tipo de limitaciones de tiempo que puedan afectar a tu necesaria conciliación, la legislación laboral establece la posibilidad de que puedas acogerte a una reducción de jornada para la lactancia de tu hijo.

Así, tras tu reincorporación a tu puesto de trabajo, como madre tendrás derecho a una hora de pausa en tu jornada laboral durante los primeros nueve meses de vida de tu bebé, sin que esto suponga ningún tipo de penalización salarial.

En este sentido, podrás decidir además, con plena libertad, en qué momento consideras preferible disfrutar de este derecho, pudiendo optar por cualquiera de las dos opciones que establece nuestra legislación en materia laboral:

  • Seleccionar un descanso intermedio a lo largo de la jornada, que puede fraccionarse en dos descansos de 30 minutos.
  • Reducir en 30 minutos tu jornada laboral, optando por retrasar tu entrada o adelantar tu horario de salida en esa fracción de tiempo.
  • Acumular este derecho y disfrutar de jornadas completas de descanso, aunque en este caso será necesario que esté contemplado en el convenio colectivo aplicable y que llegues a un acuerdo con tu empresa.

Para finalizar, desde Consejero Legal consideramos necesario aclarar que esta reducción de jornada por lactancia puede ser también solicitada por el padre, siempre que la madre renuncie a ella, con independencia de que la lactancia del bebé se realice de forma natural o artificial y sin ningún tipo de diferenciación en relación a la posibilidad de que tu hijo sea biológico o adoptado, y que esto es aplicable a cada uno de los hijos nacidos en caso de parto múltiple.

Asimismo, vemos clave recordarte que, si te has acogido a reducción de jornada por cualquier otro motivo, esto no afectará a la duración de tu descanso por lactancia y que, en el caso específico de que desarrolles tu trabajo en turnos continuos de 24 horas, podrás acogerte a una hora de descanso por cada 8 horas de trabajo.

Dejar un comentario