Conoce tus derechos laborales para una reducción de jornada: estudios

Descubre tu derecho a solicitar una reducción de jornada laboral por estudios

En las últimas semanas hemos centrado nuestra atención en los principales supuestos legales de reducción de jornada contemplados en nuestra normativa laboral, como son los relacionados con la lactancia o el cuidado de un familiar.

Una vez aclarados los aspectos más representativos de estas dos alternativas, desde Consejero Legal hoy queremos centrarnos en otra opción cada vez más habitual, como es la solicitud de aminorar el número de horas de trabajo para la realización de estudios académicos y acciones formativas, estén relacionadas o no de forma directa con las capacidades asociadas a tu puesto de trabajo.

Conoce y ejerce tus derechos laborales con el asesoramiento de Consejero Legal

Durante el comienzo de tu trayectoria profesional es bastante habitual que las empresas opten por la formalización de tu acuerdo laboral a través de un contrato de formación, que contempla una reducción de al menos el 15% del total de horas de trabajo, para que dispongas de tiempo suficiente para el desarrollo de acciones formativas internas o externas que permitan el incremento de tu cualificación profesional.

Más allá de esta figura contractual, limitada a los cuatro primeros años desde la finalización de tu formación académica, y al derecho a disfrutar de permisos para la realización de exámenes oficiales, nuestra legislación laboral no recoge de forma expresa las condiciones asociadas a la posibilidad de reclamar una reducción de la jornada laboral por estudios, dejando su formalización en manos del libre acuerdo entre las partes.

Por ello, se entiende que la empresa mostrará una mayor predisposición a aceptar esta petición en aquellos casos en los que la formación que desees recibir esté íntimamente relacionada con tu puesto de trabajo actual, ya que de este modo será concebida como una inversión a medio y largo plazo que permitirá, de forma directa, la mejora de la cualificación de sus recursos humanos.

Por el contrario, en el caso de que esta formación no esté asociada de forma expresa a la optimización de las capacidades necesarias para el desempeño de tu trabajo diario, deberás exponer las justificaciones necesarias para que la empresa otorgue su conformidad a esta petición.

En cualquiera de los casos, la reducción de la jornada laboral implicará, como en los supuestos anteriores, una disminución proporcional de las obligaciones salariales contraídas por la empresa, que se mantendrá vigente durante el periodo en el que el trabajador esté acogido a este acuerdo entre ambas partes.

Desde Consejero Legal consideramos necesario recordar, para finalizar con este aspecto, que en la última modificación de la legislación laboral se estableció, además, la existencia de un permiso retribuido de 20 horas anuales en concepto de formación, acumulable durante 5 años, pero que, como en el caso anterior, deberá contar con el visto bueno de la empresa y tener una relación directa con las actividades y tareas propias del puesto de trabajo.

Dejar un comentario