Consejero Legal responde: ¿me pueden despedir a causa de la pandemia de Covid?

Consejero Legal legislación laboral derechos del trabajador despido covid-19

No cabe duda de que más allá de las desgraciadas e irreparables consecuencias que está provocando la pandemia global de Covid-19 en términos sanitarios, el desarrollo de medidas drásticas para reducir el riesgo de contraer esta enfermedad ha traído consigo un espectacular incremento de la inestabilidad laboral para muchos trabajadores.

Así, en este último año el número de empresas que han optado por su cierre temporal o definitivo en nuestro país se ha incrementado de forma insólita, motivando el despido o el establecimiento de expedientes de regulación temporal de empleo para más de un millón de personas.

En este sentido, si bien poco se puede hacer en relación a la situación laboral de aquellos que se han visto afectados por el cierre definitivo de la empresa en la que desarrollaban su actividad profesional, desde Consejero Legal hoy queremos centrar nuestra atención en responder a una duda, por desgracia, bastante habitual en estos tiempos, relacionada con la legalidad o no de alegar la crisis motivada por esta pandemia como motivo de despido.

Consejero Legal está a tu lado para defender tus derechos

Para dar respuesta a esta cuestión, es preciso partir de la base de que desde las diferentes instituciones con competencias en materia laboral se han puesto en marcha numerosas medidas para facilitar a las empresas el desarrollo de alternativas al cierre o despido, como es el caso de los expedientes de regulación temporal de empleo.

A partir de esta aclaración, y como primera cuestión, toda empresa que haya optado por la realización de un ERTE total o parcial deberá cumplir una serie de compromisos relacionados con el mantenimiento de los puestos de trabajo afectados durante, al menos, los seis meses siguientes a la finalización de este expediente.

Por tanto, en el caso de que una empresa decida unilateralmente no respetar este compromiso, los despidos realizados serán considerados como improcedentes o nulos, en función de lo que decida el tribunal responsable de su evaluación, ya que en la normativa actual no se ha aclarado este aspecto de forma expresa.

Del mismo modo, en aquellos casos en los que una empresa haya decidido no acogerse a la posibilidad de solicitar un ERTE, difícilmente podrá alegar causas objetivas para la realización de despidos entre su plantilla, a no ser que se vea abocada a un cierre definitivo de su actividad.

En consecuencia, si te encuentras ante una situación de este tipo, desde Consejero Legal te recomendamos que te plantees ejercer tus derechos presentando una reclamación por la vía judicial, siguiendo los pasos que te mostraremos con mayor detenimiento en nuestra próxima publicación en este blog.

Dejar un comentario