Conoce la documentación necesaria para formalizar tu prestación por desempleo

Una vez que finaliza la relación laboral con tu empresa, y pasas a encontrarte en paro, será esencial que realices los pasos necesarios para solicitar una prestación por desempleo que te asegure una fuente de recursos alternativa hasta que consigas un nuevo puesto de trabajo.

Por eso, dado que en nuestra última publicación en este blog te aclaramos los requisitos imprescindibles para tener derecho a una prestación por desempleo, desde Consejero Legal hoy vamos a enfocar nuestra atención en comentarte los trámites administrativos a seguir para solicitar formalmente el cobro de esta prestación.

Conoce cómo ejercer tus derechos laborales y sociales con Consejero Legal

Si te encuentras en situación de desempleo y no tienes claras las actuaciones necesarias para formalizar el cobro de tu prestación, desde Consejero Legal vamos a resolver a continuación tus dudas en este sentido:

  • El primer paso a seguir para solicitar tu prestación por desempleo deberá estar relacionado, como no podría ser de otra manera, con cursar tu inscripción como demandante en los servicios de empleo de tu comunidad autónoma.
  • A partir de tu inscripción en este registro, ya estarás capacitado para presentar tu solicitud de prestación en el Servicio Público de Empleo Estatal, que normalmente comparte instalaciones con tu servicio autonómico de empleo.
  • Para ello, será preciso que cumplimentes el documento oficial que podrás encontrar en tu oficina de empleo más próxima, en el que será indispensable incluir tus datos personales, así como el Certificado de Empresa, que te deberán haber entregado en tu anterior puesto de trabajo junto al resto de documentación relativa a tu despido o finalización formal de contrato, tus datos bancarios e información relativa a tu situación personal o familiar, como son los hijos que tienes a tu cargo.

Desde Consejero Legal solamente nos queda recordarte la enorme importancia de que realices este trámite en los 15 días hábiles siguientes al cese de tu contrato de trabajo, es decir, sin contar sábados, domingos y festivos, ya que en caso contrario perderás tu derecho al cobro de tu prestación o subsidio por desempleo.

Dejar un comentario