Elementos esenciales a la hora de contratar un préstamo personal

consejero legal claves contratación préstamo personal

Cuando necesitamos realizar un desembolso de cierta envergadura suele ser bastante habitual, e incluso lógico, que recurramos a la búsqueda de fuentes de financiación externas, como es el caso de los préstamos personales, ante la imposibilidad de hacer frente a este pago de forma directa o para evitar que nuestra liquidez se vea temporalmente comprometida.

En este sentido, los préstamos personales son una herramienta de gran utilidad para ajustar este gasto a nuestra capacidad adquisitiva, determinando con una entidad financiera todos los aspectos relacionados con su formalización.

No obstante, desde Consejero Legal consideramos necesario que conozcas aquellos elementos que serán esenciales para solicitar y obtener el préstamo personal que más se ajusta a tus necesidades y reducir el riesgo de incurrir en gastos adicionales innecesarios.

Resuelve tus dudas sobre préstamos personales con Consejero Legal

En el caso de que te estés planteando formalizar la contratación de un préstamo personal con tu entidad financiera, desde Consejero Legal te recomendamos que tengas en cuenta previamente los siguientes aspectos:

Solicita únicamente la cantidad que realmente necesitas; en primer lugar, debemos alertarte para que no incurras en el error de pedir una cantidad sensiblemente superior a la que ha motivado la solicitud de esta financiación.

Disponer de una mayor solvencia puede parecerte positivo, pero esto suele redundar en una menor propensión al ahorro y, además, influirá negativamente en el cálculo de los intereses y comisiones asociados al préstamo.

Presta especial atención al tipo de interés TAE; como hemos comentado en el punto anterior, la solicitud de un préstamo personal no acarrea solamente gastos relacionados con su interés, sino que habrá que añadir otros componentes complementarios, que normalmente se materializan en comisiones.

En este sentido, la Tasa Anual Equivalente (TAE) nos permitirá hacernos una idea más realista del coste total del préstamo, ya que incluye todos estos conceptos, facilitando además la comparación entre distintas alternativas de financiación.

Ten cuidado con la fijación del plazo de devolución; si bien no solemos ser conscientes de este aspecto, el plazo de devolución de un préstamo personal se convierte habitualmente en el elemento que más encarece este tipo de operaciones.

Debes tener en cuenta que a medida que se dilata este plazo, se estará incrementando de forma proporcional el montante de los intereses que tendremos que pagar a la entidad financiera por la disponibilidad del dinero prestado.

No incurras en gastos por demora; desde Consejero Legal consideramos necesario aconsejarte que seas puntual en el pago de las cuotas de tu préstamo para evitar el sobrecoste ocasionado por la generación de intereses y gastos de demora.

Recuerda que este tipo de gastos suele presentar unas condiciones menos favorables que los intereses normales, que además no suelen negociarse a la baja antes de la contratación del producto financiero.

Anticipa todo lo que puedas su devolución si es posible; para finalizar, será conveniente que, en la medida de tus posibilidades, reduzcas lo máximo posible el periodo de devolución de tu préstamo personal, para reducir los gastos adicionales asociados a esta financiación y volver a recuperar cuanto antes tu solvencia.

Dejar un comentario