¿Es legal formalizar tu despido mientras estás embarazada?

Consejero Legal te aclara tus derechos laborales en caso de que quieran despedirte durante tu embarazo

Continuando con el análisis que venimos realizando durante las últimas semanas en este blog, enfatizando en tus derechos laborales en caso de que tu empresa tenga la intención de poner fin unilateralmente a vuestra relación laboral, desde Consejero Legal queremos ofrecerte la información necesaria para que puedas actuar en estos casos, conforme a la legislación vigente en materia laboral.

Por eso, hoy vamos a concentrar nuestra atención en un supuesto especialmente sensible y que, por desgracia, se intenta llevar a cabo en algunas ocasiones, como es la formalización del despido de una trabajadora a causa de su embarazo, tratando de vulnerar así sus derechos fundamentales.

Consejero Legal está a tu lado en la defensa de tus derechos laborales

No cabe duda de que una trabajadora que se encuentra dentro del periodo de gestación o lactancia forma parte de un colectivo especialmente protegido a nivel laboral.

Sin embargo, se han detectado ciertos casos en los que la empresa ha tratado de aprovechar esta situación para tratar de formalizar su relación laboral, bajo el falso pretexto de que necesita imperiosamente cubrir esa vacante con una persona que pueda aportar un mayor nivel de implicación y productividad.

En este punto, es esencial partir de la base de que este tipo de despido está tipificado en nuestra legislación laboral como uno de los supuestos específicos para que un despido sea considerado como nulo o improcedente.

Por eso, para garantizar la aplicación de tus derechos laborales conforme a la ley, desde Consejero Legal te recomendamos que lleves a cabo las siguientes actuaciones, una vez notificada esta intención de despido:

  • Debes partir de la premisa de que la ley no obliga a que comuniques a tu empresa que te encuentras embarazada, y mucho menos que tienes la intención de estarlo en el futuro, y que este aspecto no podrá influir en modo alguno en el ejercicio de tus derechos.
  • Independientemente de la tipología de tu contrato, fijo o temporal, presenta una demanda por despido nulo ante las administraciones judiciales competentes, para que se paralice este proceso y la empresa sea penalizada por la realización de una práctica contraria a la ley y, como no, a la ética más elemental.
  • La empresa estará obligada a demostrar, sin ningún tipo de duda, que el despido se debe únicamente a causas objetivas y ajenas totalmente a la situación de la trabajadora embarazada, y que no es posible postergar esta decisión a otro momento.
  • En caso de que la sentencia judicial dictamine que no existe una causa justificada para tomar esta medida, el despido será considerado nulo y la empresa estará obligada a readmitirte.
  • Por el contrario, si existe un resquicio legal que justifique mínimamente la necesidad de rescisión de contratos laborales en la empresa, tu despido será considerado como improcedente, al afectar a un colectivo altamente vulnerable, lo que te dará derecho a tu readmisión o, si la empresa se opone, al cobro de una indemnización económica equivalente a tu antigüedad.
  • Para finalizar, se considerará despido discriminatorio, y a todos los efectos nulo, aquel que afecte a una trabajadora embarazada que ha comenzado su andadura en la empresa recientemente o que se encuentre en periodo de prueba, ya que se presume que la empresa quiere aprovechar su reducida antigüedad para reducir los gastos asociados a su indemnización, vulnerando gravemente sus derechos fundamentales.

De cualquier forma, si te encuentras ante una situación de este tipo, no dudes en contactar con nosotros e informarnos sobre tu caso, ya que en Consejero Legal estaremos a tu disposición para ofrecerte nuestro asesoramiento especializado y servicios de defensa jurídica si fuese preciso.

Dejar un comentario