Jornada laboral intensiva durante el verano: ¿Qué debes saber?

Consejero Legal jornada laboral intensiva verano asesoramiento

Con la llegada del verano, es habitual que un gran número de empresas ofrezcan a sus trabajadores la posibilidad de acogerse a las ventajas de una jornada intensiva.

Así, los recursos humanos que conforman la organización podrán disfrutar de un horario más adecuado a las condiciones climatológicas de la estación estival. Y además, contarán con más tiempo libre a lo largo del día para descansar, exprimir sus momentos de ocio o dedicar el resto de la jornada a otras tareas de carácter personal o familiar.

No obstante, desde Consejero Legal consideramos de gran interés que, más allá de centrarte únicamente en los beneficios que te aporta la jornada intensiva de verano, prestes atención a todos aquellos aspectos legales relacionados directamente con este derecho laboral.

Resuelve tus dudas legales y administrativas con Consejero Legal

En primer lugar, es preciso aclarar que el desarrollo de una jornada laboral intensiva durante los meses de verano no se basa en una decisión voluntaria y unilateral de tu empresa, ya que debe venir recogido en el convenio colectivo aplicable en tu sector de actividad. Por tanto, es muy aconsejable que consultes la inclusión de este beneficio si la dirección de recursos humanos de tu empresa no aplica esta medida.

Del mismo modo, esta modalidad de jornada reducida se deberá poner en marcha conforme a lo reflejado en el convenio, a no ser que existan cargas de trabajo que requieran reducir o modificar sus condiciones, y siempre con la correspondiente solicitud y aprobación por parte de los organismos competentes en materia laboral en tu comunidad autónoma.

Asimismo, si durante todo el año disfrutas de medidas de flexibilidad laboral, estas no tienen por qué verse alteradas con el comienzo de la jornada intensiva, ya que pueden complementarse perfectamente.

Lo mismo ocurre con la tradicional pausa intermedia para la realización del desayuno o la merienda o cena, en el caso de los turnos de tarde y noche. Las distintas sentencias judiciales en este sentido han confirmado que no existe solapamiento entre ambos derechos y que, por tanto, se pueden y deben aplicar de forma simultánea.

Dejar un comentario