7 normas de tráfico que muy probablemente no conoces

consejero legal normas tráfico desconocidas

Como comentamos la semana pasada en este blog, conocer el código de circulación vigente es un aspecto esencial para realizar una conducción segura y, de igual forma, evitar el riesgo de incurrir en una infracción administrativa.

No obstante, al igual que en nuestra anterior entrada os mostramos aquellas infracciones que se sancionan con mayor frecuencia en nuestro país, desde Consejero Legal hoy queremos detenernos en aquellas normas que muy probablemente no conoces y que pueden desembocar en una multa de tráfico.

Evita multas con Consejero Legal

A la hora de evitar la incursión en sanciones de tráfico, y más allá del respeto de aquellas normas de tráfico relacionadas con la velocidad, el cumplimiento de señales viales o la supresión del consumo de alcohol o estupefacciones, desde Consejero Legal te recomendamos que prestes atención a las siguientes restricciones:

Circular de forma constante e innecesaria por el carril izquierdo o central en vías interurbanas; en el caso de que esta práctica se realice estando libre el carril derecho, y de esta forma estemos dificultando la conducción de otros conductores, estaremos expuestos a una multa de 200 euros.

Conducir con un calzado inadecuado o descalzo; el hecho de conducir con tacones, chanclas o cualquier otro calzado que dificulte el manejo de los pedales, así como ir descalzo, puede ocasionar una sanción de 200 euros, ya que pone en riesgo la seguridad en tu conducción.

Conducir sin camiseta; esta práctica también puede suponer una sanción de 200 euros, debido principalmente a los posibles daños provocados por el cinturón de seguridad en caso de frenada brusca.

Conducir con el brazo asomado por la ventanilla de tu vehículo; esta conducta puede conllevar una sanción económica de 100 euros, tanto si es realizada por el conductor del vehículo como por cualquiera de sus acompañantes.

Mantener un volumen alto en la radio del vehículo cerca de zonas de descanso o especial protección; además de ser una práctica bastante molesta para otras personas, en el caso de que se realice cerca de zonas especiales, como hospitales y colegios, o durante la noche en zonas habitadas, puede suponer una sanción de 80 a 100 euros.

Accionar el claxon de forma innecesaria; de igual forma, tampoco está permitido legalmente tocar el claxon en señal de protesta, ya que solamente está considerado su uso en caso de emergencia, con el único fin de evitar un accidente.

Aprovechar un semáforo en rojo para realizar retoques estéticos o tomar algún alimento; para finalizar, y aunque a primera vista puede parecer unas conductas totalmente normales, desde Consejero Legal consideramos necesario aclararte que podrás incurrir en una sanción de 200 euros y 2 puntos de tu permiso de circulación, ya que implica no prestar la debida atención a tu conducción.

Dejar un comentario