Protege a tu hijo de riesgos digitales: concienciación sobre los peligros del sexting

Consejero Legal riesgos digitales seguridad hijos sexting

En anteriores publicaciones de este blog hemos profundizado en los principales riesgos digitales que pueden afectar a tu hijo, priorizando aquellos que se derivan del desarrollo de prácticas delictivas o fraudulentas por parte de otras personas.

Sin embargo, hoy queremos incidir en una práctica que también implica un considerable peligro, como es el sexting, pero que difiere de las anteriores por el hecho de que se debe a la realización de una conducta poco recomendable por parte del propio usuario digital afectado.

Cuando hablamos de sexting nos estamos refiriendo a la decisión voluntaria de enviar contenidos comprometidos o sexualmente explícitos a través de los diferentes canales digitales, bajo el convencimiento, en muchas ocasiones erróneo, de que el receptor de dicho contenido respetará en todo momento su intimidad.

Como hemos comentado, esto no siempre ocurre, ya sea de forma voluntaria o involuntaria por parte del receptor, generando una situación sumamente desagradable para la persona afectada.

Por este motivo, desde Consejero Legal hoy queremos animarte a que trates este tema con tu hijo de una forma directa y cercana, para alertarle de los innumerables riesgos que el sexting puede suponer para su intimidad y bienestar.

Disfruta del mejor asesoramiento a nivel personal y familiar con Consejero Legal

Como hemos comentado anteriormente, el sexting, a diferencia del grooming o sextorsión, está asociado al intercambio voluntario de contenidos sexuales más o menos explícitos, dirigidos a un receptor, a priori, de total confianza.

No obstante, es imprescindible que informes expresamente a tu hijo de los peligros asociados a este tipo de prácticas, contribuyendo a que reflexione sobre los siguientes aspectos:

  • Para comenzar, es fundamental que adviertas a tu hijo de que, aunque su relación con la persona a la que se plantee enviarle el contenido sea de total confianza, esto puede cambiar en el futuro. Si esto ocurriese, dicho contenido puede ser utilizado a modo de amenaza o como venganza, generando un daño irreparable.
  • Asimismo, hay que contar con el riesgo añadido de que este contenido pudiese quedar almacenado en el dispositivo móvil de su receptor más tiempo del deseado, lo que supondría un gran peligro en caso de que, por cualquier causa, este se perdiera o fuese sustraído a su propietario.
  • En definitiva, debes concienciar a tu hijo de que en el momento en el que un contenido se envía a través de cualquier medio digital, ya no se contará con ningún control sobre su distribución y difusión posterior, implicando un riesgo, en muchas ocasiones, inasumible.

Dejar un comentario