¿En qué casos puede realizar reformas un inquilino en la vivienda alquilada?

consejero legal derechos inquilino reformas contrato de alquiler

Hace unas semanas dedicamos este espacio a exponer, en términos generales, los distintos derechos del arrendador y al arrendatario en la firma y desarrollo de un contrato de alquiler de una vivienda.

Así, tomando como referencia este tema, desde Consejero Legal consideramos de gran utilidad complementar esa información exponiendo cuáles son las posibilidades y limitaciones que presentan cada una de las partes de este contrato en caso de querer llevar a cabo una reforma del inmueble por iniciativa propia.

Hoy vamos a comenzar este repaso, prestando una especial atención a la cobertura que establece la ley en caso de que un inquilino desee realizar reformas en la vivienda alquilada.

Conoce y ejerce tus derechos como inquilino con Consejero Legal

Si actualmente estás residiendo en una vivienda de alquiler y deseas realizar algún tipo de reforma de mejora del inmueble, desde Consejero Legal te comentamos a continuación cuáles son tus derechos y limitaciones en base a la legislación vigente:

  • Como primer paso, será preciso comunicar al arrendador la intención de realizar una reforma en la vivienda, alegando las causas que motivan este deseo, ya que será esencial contar con su consentimiento para evitar la posibilidad de rescisión automática del contrato por parte del propietario.
  • En este sentido, tendrás derecho a realizar reformas en tu vivienda y descontar los gastos realizados de la mensualidad, o mensualidades siguientes de alquiler. Esto es posible siempre que se haya llegado a un acuerdo concreto con la persona que ostenta legalmente la propiedad de la vivienda.
  • El arrendador de la vivienda únicamente se verá obligado a aceptar la realización de reformas, y a correr con la totalidad de sus gastos, en aquellos casos en los que estas vengan ocasionadas por la reparación urgente de una avería o la realización de obras de conservación y mejora totalmente necesarias para garantizar la habitabilidad de la vivienda.
  • En ningún caso, la ejecución de reformas en una vivienda alquilada puede ocasionar, de facto, el incremento de la cantidad económica establecida como mensualidad.
  • Por último, desde Consejero Legal consideramos necesario aclarar que, si el origen de la necesidad de reforma se debe a desperfectos causados voluntaria o involuntariamente por el inquilino de la misma, estos correrán a su cargo.

Dejar un comentario