Conoce los distintos tipos de excedencia laboral contemplados por la ley

calendario anual

La excedencia laboral es un derecho básico en el ordenamiento laboral, recogido expresamente en el Estatuto de los Trabajadores, que permite a cualquier trabajador solicitar el cese temporal de su actividad profesional, con el consentimiento o no de su empresa, para hacer frente a muy diversas causas de tipo personal, familiar o, incluso, legal.

En este sentido, el primer paso a la hora de profundizar en los diferentes aspectos relacionados con la solicitud de una excedencia laboral reside en conocer las distintas tipologías de excedencia a las que puedes acogerte como trabajador, y que hoy, desde Consejero Legal, vamos a tratar de exponerte a continuación.

Ejerce tus derechos con el asesoramiento de Consejero Legal

A la hora de acogerte a tu derecho de solicitar una excedencia laboral, debes tener en cuenta que nuestro ordenamiento jurídico contempla la existencia de diferentes tipologías de cese temporal, cada una de ellas asociada a unas motivaciones específicas:

Excedencia voluntaria; puede ser solicitada por cualquier trabajador que cuente con una antigüedad superior al año en su puesto de trabajo actual, sin que exista una causa específica para la justificación de dicha petición.

La duración de este tipo de excedencia puede prolongarse entre un mínimo de cuatro meses y un máximo de cinco años, y puede solicitarse en más de una ocasión, siempre que hayan transcurrido al menos cuatro años desde la finalización del último periodo de excedencia ejercitado por el trabajador.

Debido a su carácter libre o voluntario, la ejercitación de este derecho no lleva aparejada la reserva de su puesto de trabajo específico durante el tiempo de duración de la excedencia, aunque sí dispondrá de un derecho preferencial para retornar a la empresa en el caso de que exista un puesto vacante.

Excedencia por motivos familiares; se trata de la tipología de excedencia más habitual en nuestro país, ya que está relacionada con la paralización temporal de las obligaciones laborales para atender las necesidades de un familiar dependiente.

En este sentido, nuestra legislación laboral establece la existencia de una gran cantidad de supuestos, entre los que podemos destacar los siguientes:

  • Excedencia por maternidad o paternidad, durante el periodo de embarazo en el caso de que existan causas de riesgo, o para el cuidado y atención de un bebé recién nacido o la atención de un menor en acogida o adopción. Este periodo podrá prolongarse hasta los tres años desde el momento de su nacimiento, acogimiento o adopción legal.
  • Excedencia para el cuidado de un familiar, que está limitada a la atención de familiares hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad que presenten un elevado nivel de dependencia motivada por una enfermedad, un accidente o a causa de su edad, y que permite el cese temporal del trabajo durante un plazo máximo de dos años.

En líneas generales, las excedencias relacionadas con motivos familiares garantizan la reserva de la plaza durante el primer año, si bien a partir del segundo año este derecho se limitará a la reincorporación en un puesto similar.

Excedencia forzosa; para finalizar, la ley laboral también recoge la posibilidad de solicitar este derecho en el caso de que un trabajador haya sido designado para el desempeño de un cargo público o si este debe cumplir con sus responsabilidades y funciones sindicales en un ámbito geográfico que le imposibilite asistir de forma normal a su puesto de trabajo, es decir, a nivel provincial, autonómico o estatal.

A diferencia de las dos tipologías de excedencia comentadas anteriormente, la empresa en la que el trabajador desarrolle su actividad estará obligada a conceder este permiso temporal, manteniendo el puesto y la antigüedad de este durante el periodo que se prolongue el desempeño de su cargo público o sindical.

Una vez finalizada esta responsabilidad, el trabajador deberá solicitar su reingreso en su puesto de trabajo en un plazo máximo de un mes, para que le sean mantenidos sus derechos laborales.

Dejar un comentario