¿Qué trámites debes conocer para la negociación con tu empresa en caso de despido?

Consejero Legal te aclarar los trámites a tener en cuenta en la negociación con tu empresa en caso de despido laboral

Verte afectado por un despido laboral es, sin ninguna duda, una de las experiencias más duras que puedes sufrir a lo largo de tu trayectoria profesional y, en cierto modo, de tu vida personal.

No obstante, desde Consejero Legal consideramos esencial recomendarte que, si por desgracia te ves afectado por una situación de este tipo, trates de mantener la calma y de tener presentes en todo momento tus derechos, con objeto de supervisar que estos se ejerzan al pie de la letra y garantizar que, al menos, la finalización de tu relación contractual con tu empresa se lleva a cabo conforme a lo que marca la legislación vigente en materia laboral.

Para ofrecerte el mejor asesoramiento en este sentido, vamos a mostrarte a continuación los trámites que debes llevar a cabo en la negociación con tu empresa en caso de que te comunique tu despido laboral.

Ejerce tus derechos laborales con el asesoramiento de Consejero Legal

Una vez que tu empresa te notifique oficialmente su intención de finalizar su relación laboral contigo, desde Consejero Legal te recomendamos que tengas presente el cumplimiento de los siguientes trámites legales y administrativos:

  • Solicita una copia de tu carta de despido, para tener la oportunidad de revisarla detenidamente y consultar con nosotros si se ajusta a derecho. En este sentido, será preferible escribir ‘No conforme’ junto a tu firma hasta realizar las comprobaciones oportunas.
  • Revisa que en el cálculo de tu liquidación o finiquito estén contemplados los días de vacaciones generados y no disfrutados, así como la parte proporcional de pagas extras y otros complementos salariales.
  • Desde el mismo día de tu despido contarás con un plazo de 20 días hábiles para formalizar un acuerdo de conciliación con tu empresa, por lo que, como primera medida, te recomendamos que no tengas ninguna urgencia a la hora de firmar la documentación de finalización de contrato.
  • Del mismo modo, durante este plazo podrás decidir si presentar una demanda para defender tus derechos por la vía judicial, si consideras que, de algún modo, estos se están vulnerando.
  • Al optar por un litigio judicial, será un juez con competencias en materia laboral el que, a partir de la presentación de la correspondiente documentación por ambas partes, sentencie si el despido debe considerarse procedente (si se ha respetado estrictamente la legislación), improcedente (en caso de que no existan motivaciones probadas para ello) o nulo (si se ha vulnerado algún derecho fundamental del trabajador o este ha sido objeto de discriminación).

El veredicto judicial es esencial para determinar si tienes derecho a una indemnización por despido, ya que si es procedente la empresa no estará obligada a indemnizarte, mientras que si es improcedente podrás elegir si solicitar tu readmisión u obtener una compensación equivalente a 33 días por año de trabajo, con un máximo de 24 mensualidades. Si el despido se considera nulo, deberás ser readmitido forzosamente y cobrar la totalidad del salario y los complementos salariales que se habrían generado desde la fecha de tu despido.

Dejar un comentario