Resolución de conflictos en tu comunidad de propietarios: vecinos molestos

Conoce con Consejero Legal cómo actuar ante la presencia de vecinos molestos en tu comunidad de propietarios

Como sabes, desde Consejero Legal hemos decidido aprovechar este espacio para mostrarte los pasos necesarios para gestionar los conflictos más habituales que pueden producirse en tu comunidad de propietarios, con el fin de ayudarte a conocer tus derechos en este sentido y actuar de la mejor forma posible desde un punto de vista legal.

En base a esta idea, y una vez que profundizamos en nuestra anterior publicación en la resolución de aquellos conflictos que tienen lugar en una comunidad de propietarios relacionados con la morosidad e impago de las cuotas, hoy vamos a centrar nuestra atención en mostrarte cómo actuar ante los comportamientos molestos de algún vecino.

Descubre cómo resolver tus problemas cotidianos con Consejero Legal

Si en tu convivencia con las personas que residen en tu edificio sufres con frecuencia los comportamientos molestos de alguno de ellos, materializados principalmente en ruidos y prácticas poco cívicas, el primer paso a llevar a cabo deberá estar relacionado con la búsqueda de una solución amistosa y dialogada.

En este punto, no es recomendable que actúes de una forma individualizada, sino que consultes este tema con la persona que ejerce la presidencia de la comunidad, para que sea tratado en la próxima junta o haga llegar personalmente al vecino molesto las quejas del resto de propietarios.

Según la Ley de Propiedad Horizontal, será preferible que este apercibimiento se realice por escrito, aunque en la práctica puede que sea más sensato realizar una primera comunicación de forma verbal y directa, dejando el requerimiento por escrito para un segundo aviso.

En el caso de que la persona responsable persista en sus comportamientos, será el momento de llevar a la junta de propietarios el inicio de un proceso de cesación, a través de la vía judicial, y que deberá ser aprobado en asamblea por mayoría simple.

Mediante este proceso, se requiere que el juez eleve una sentencia en la que requiera legalmente a la persona demandada el cese de sus comportamientos, así como su compromiso para que estos no se vuelvan a repetir en el futuro, estableciendo una sanción administrativa en el caso de que esto no se produzca.

En definitiva, desde Consejero Legal te recomendamos que, a pesar de que puedas ser el máximo afectado por los comportamientos fuera de lugar de uno de tus vecinos, trates de mantener la calma y realizar tu queja a través de los cauces legales establecidos, sobre los que hemos profundizado anteriormente.

Dejar un comentario